Julho - 2018
STQQSSD
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     



» Coluna «


El deporte como agente de formación escolar. Caso: Taekwondo

En febrero de 2002 se presentó y aprobó en la Federación de Taekwondo Bonaerense el único proyecto en la Argentina que daba cuenta de la creación del reglamento infantil de Taekwondo dividido en dos etapas: 6 a 9 y 10 a 13 años. La finalidad de este reglamento es que el niño pueda desarrollar su capacidad acervo motor a través de luchas adaptadas a su edad, que difieren de algunas reglas del reglamento oficial de la Federación Mundial de Taekwondo (WTF).

Desde que este arte marcial – deporte, olímpico y amateur llegó a la Argentina en 1967, los niños participaban en las competencias en base a reglas impuestas por el organizador de turno o participando con el mismo reglamento que los adolescentes y adultos, hecho llevado a tela de juicio en los últimos años por varios motivos:

1-    No respetar las etapas evolutivas de los niños en edad escolar.
2-    Falta de prevención de lesiones en edades tempranas y en el crecimiento.
3-    Llevar a esfuerzos extremos sostenidos produciendo daños en lo psicológico y físico.
4-    Saturación deportiva y deserción.

El mundo alerta por las competencias infantiles

En 1974 con motivo del Congreso Mundial de Medicina del Deporte, la Federación Internacional de la Medicina del Deporte (FIMD) hizo sonar por primera vez la alarma con respecto a las competencias deportivas en los niños. En esa oportunidad la FIMD difundió en todo el mundo la siguiente declaración: “observando que la edad de los participantes en competencias de alto rendimiento están siendo progresivamente menor, la FIMD llama la atención a todas las organizaciones deportivas, acerca de los daños potenciales que los esfuerzos extremos sostenidos pueden producir sobre la salud física y psíquica de los niños y preadolescentes que no están suficientemente maduros para soportarlos.

A lo largo de muchos años se ha venido probando y errando. Las competencias infantiles se han manejado por la intuición, el sentido común, el “vamos a ver que pasa”.

En Argentina y Latinoamérica

En Argentina, como en muchos países latinoamericanos, el desarrollo del deporte como instrumento educativo para la infancia y la juventud, enfrenta problemas de distintos órdenes. Cada uno de nosotros debemos partir del precepto que el deporte debe estar “al servicio del niño” y no “el niño al servicio del deporte”.

Para los niños el deporte es una diversión, una cosa placentera. Para los padres un agente para formar el carácter, alcanzar una buena salud y un desarrollo físico armónico. Para los dirigentes deportivos cumple los mismos objetivos anteriores y, además, es un excelente medio de propaganda de la institución.

Como se ve, los objetivos varían según los interesados pero, para los que supervisan, dirigen y conducen el deporte, los dos objetivos fundamentales de las prácticas de los ejercicios físicos en los niños deberían ser: la salud y la educación del niño. Así lo preconizan los organismos internacionales que se ocupan de estos asuntos: la Federación Internacional de Educación Física; el Consejo Internacional de Salud, Educación Física y Recreación y la UNESCO, entre otras instituciones internacionales.

Competencias infantiles en la provincia de Buenos Aires

Por lo observado en torneo tras torneo, los entrenadores tienen dos visiones u objetivos:
-         Aquel que busca en el niño el triunfo a toda costa, mediante entrenamientos sistematizados, excesiva cantidad de torneos donde el competir es el objetivo esencial.
-         Mientras que también está aquel que centraliza el Taekwondo pre-deportivo como centro de la enseñanza a la persona en su totalidad, física y psíquica.

El desarrollo del reglamento infantil de Taekwondo en la provincia de Buenos Aires fue creado bajo bibliografía específica en Educación Física, respaldada por distintas ciencias, como la Pedagogía, Psicología, Medicina y otros reglamentos infantiles como el Rugby, Básquetbol. Como dice Domingo Blázquez Sanchez, “cada deporte es un mundo diferente”, por eso mismo el objetivo de este reglamento infantil, como juego pre deportivo, está basado en el contacto físico (de 10 a 13 años) solamente en la zona comprendida por el protector pectoral y sin contacto (6 a 9 años) a diferencia del oficial en donde el contacto pleno se realiza no solo en el protector pectoral sino también en el cabezal y cara.

El objetivo de estos encuentros es el de experimentar a través de distintos estímulos (el niño con quien combate) las técnicas de Taekwondo deportivo y la respuesta por parte de quien la reciba, respetando las reglas de este reglamento adaptado.

Jugar con otro y no contra otro

Desde el punto de vista psicológico y formativo es de vital importancia tener en cuenta diferentes aspectos; introducir el concepto de “jugar CON el otro” y no “CONTRA el otro”. Centralizando el enfoque de la enseñanza, de la esencia del combate, desde la definición de “deporte de contacto” de ser un juego reglado, en el cual un deportista necesita de otro deportista para poder desarrollar un juego o en este caso, una lucha adaptada. Y en el cual el contacto físico (10 a 13 años) será el medio para poder alcanzar la marcación de un punto y no tomado como una agresión hacia el compañero, haciendo que se tome conciencia desde pequeño de la importancia del cuidado de la integridad física propia y del otro. Este tema debería ser tratado no solo con los participantes sino también con los profesores y padres de los pequeños.

El especial cuidado del cuerpo en la niñez

En los deportes de combate como lo es el Taekwondo, desde el punto de vista anatómico, es de vital importancia custodiar el normal crecimiento del niño teniendo en cuenta las protecciones, no solo de las de uno sino también las que impactarán en el compañero. Se pueden prevenir lesiones articulares u óseas principalmente en el tobillo, los dedos del pie y periostitis en los empeines a causa de reiterados impactos. En este deporte se utilizan como protecciones obligatorias oficiales el protector pectoral, protector de cabeza, canilleras, antebrazos, protector genital, y protector bucal. En el caso del reglamento infantil se agregan los protectores de empeine.

Deporte de inclusión, sin discriminación. Todos son iguales.

Es importante transmitir la idea de que el deporte infantil es para todos los niños por igual. De inclusión y no de exclusión o discriminación. Esto evitará sentimientos de inferioridad en los niños menos diestros o habilidosos. Sabemos que la coordinación muscular y la destreza no están todavía totalmente desarrolladas en la niñez. La Educación Física y el deporte en sí, en este período, debe estar destinada a desarrollar al niño y no someterlo a esfuerzos desproporcionados. Hay que agruparlos teniendo en cuenta que son todos diferentes entre sí. No deben buscarse records. El reglamento infantil tiene como eje las posibilidades de la mayoría y no la de las minorías. El grupo más numeroso que participa en competencias infantiles, está formado por los niños menos dotados, que experimentan ansiedad si participan demasiado precozmente en competencias, porque se les exigen demasiados rendimientos que están fuera de su alcance. Estos niños pueden sufrir trastornos físicos y mentales como consecuencia de ello. Lo ideal es que la Educación Física promueva en los niños el gusto por los deportes de los cuales disfruten y que puedan seguir practicando durante toda su vida.

Es sano que los niños compitan contra sí mismos, que se esfuercen para superar su propia marca o que traten de mejorar sus habilidades para ejecutar mejor las destrezas básicas del deporte elegido. Pero no es bueno que los niños, inducidos por los mayores, jueguen a ganar a toda costa, a burlar el juego honesto o renegar por la derrota.

Pedagogía de métodos activos en la iniciación deportiva en el deporte Taekwondo

Sin lugar a dudas este reglamento infantil tiene una base pedagógica deportiva de métodos activos. Los métodos activos, según señala Blázquez Sanchez, fueron impulsados por investigadores en este tipo de pedagogías que apoyadas en los fundamentos teóricos actuales de las ciencias de la educación, pretenden construir una ciencia propia. Conciben las prácticas deportivas, no como una suma de técnicas, sino como un sistema de relaciones. Si las pedagogías tradicionales ponen el acento en los elementos técnicos y gestuales, las pedagogías activas lo ponen en las relaciones que se establecen entre estos elementos, lo que permite determinar la estructura de estas actividades. Esto se observa con mayor énfasis en la etapa de 6 a 9 años.

Focalizar la atención en el progreso realizado por el debutante y el esfuerzo puesto en estos encuentros deportivos, aprender se convierte en el objetivo a conseguir, y no en un medio para ganar una recompensa o para evitar el ridículo. El alumno/a se centra en la tarea, en el dominio, en el progreso. Estas ganancias significan para él la demostración de su capacidad. Es hacia esta intención que se encamina este reglamento infantil más que en fomentar habilidad delante de los demás o conseguir éxitos y resultados reconocidos por otros.

Por eso, este reglamento infantil tiene como objetivo:
- Favorecer el contacto con la realidad global.
- Despertar la imaginación.
- Centrarse en el progreso y dominio de las habilidades.
- Perder la preocupación por la estricta corrección técnica
- Desarrollar afición por el deporte

El educador debe señalar la diferencia entre un participante en la primera etapa (6 a 9 años) y por medio de una iniciación muy amplia, conducir al practicante a la aplicación mas estricta de las reglas para adolescentes y mayores, es decir, en el momento en que se produce la transferencia a la categoría superior.

Características del reglamento infantil según sus dos etapas

Según bibliografía especifica en Educación Física y deportes, los niños deberían iniciarse en deportes de combate a los 9-10 años y su especialización a las 14-15 años. Este reglamento infantil ha sido sumamente cuidadoso en ese sentido y realizado para el cuidado integro de la persona, pudiendo comenzar esta actividad a los 6 años.

Por último y como expresión de deseo, ya que no existe una reglamentación para los niños a nivel mundial en este deporte, que cada federación nacional creará un reglamento infantil para que los más pequeños puedan participar alegremente como lo hacen en los deportes más populares.

Prof. Fernando Akilian

Arbitro Internacional WTF y de la Confederación Argentina de Taekwondo
BANG-ARGENTINA
Profesor de Taekwondo 3er Dan WTF
4º año Profesorado de Educación Fisica
   ISEF Nº 1 “Dr. Enrique Romero Brest”
Profesor de Natacion

Referencia Bibliografica:
Alcazar, Antonio. Competencias deportivas para niños. Ed. Stadium
Blazquez Sanchez, Domingo. Iniciacion deportiva y deporte escolar. Ed. INDE (1994)
Deacon, O. W. Aspectos psicológicos y fisiológicos de la competencia deportiva intensiva en los niños. Ed. Stadium.
Gomez, Raul. Momentos y fundamentos de la iniciación deportiva. Apuntes de cátedra
Incarbone, Oscar. Juego y Movimiento. Ed. Stadium
Guia para entrenadores de Rugby Infantil. Unión Argentina de Rugby. 1998
Reglas de juego del Mini Basquetbol. Comité Argentino de Minibasquetbol. 1995.



 
BANG .:. Desde 1971 no Brasil .:. Tradição & Qualidade