Novembro - 2018
STQQSSD
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  



» Matérias «


Taekwondo: la práctica de un buen profesor

Taekwondo: la práctica de un buen profesor  

Lic. Maicon Albuquerque*
maiconbhz@hotmail.com
Profesor y Licenciado de Educación Física
Centro Universitario de Belo Horizonte - UNI-BH (Brasil)

** Profesor de Educación Física, ISEF Nº 1 “Dr. Enrique Romero Brest”
Licenciado en Actividad Física y Deporte, Universidad de Flores – UFLO (Argentina)
Lic. Fernando Akilian**
ferakilian@hotmail.com

Resumen. La formación pedagógica-didáctica de los entrenadores deportivos, en este caso en el Taekwondo ha sido y es motivo de análisis. Desde el surgimiento de esta actividad hasta nuestros días se ha observado un cambio de paradigmas en la formación tanto de instructores/entrenadores como de estos hacia sus estudiantes/deportistas. En el presente artículo haremos hincapié sobre la formación técnico-profesional, los contenidos a transmitir y los valores sociales. El Taekwondo continúa y deberá continuar haciéndolo como lo marcan sus raíces orientales y nosotros desde occidente, reformulando y recontextualizando algunos aspectos propios de nuestra sociedad.
Palabras clave: Formación técnico deportiva. Taekwondo. Formación del deportista/taekwondista

http://www.efdeportes.com Revista Digital - Buenos Aires - Año 14 - Nº 135 - Agosto de 2009 
 

Los cambios paradigmáticos del taekwondo

El término Taekwondo significa: TAE (pies); KWON (manos) y DO (camino). La dimensión filosófica, moral y ética de esta modalidad, es definida por el encadenamiento del maestro y/o profesor que son los responsables por la conducta de los alumnos frente a la sociedad (Pimenta & Marta, 2002), una vez que influencian directamente en la formación de sus alumnos.

En su historia, el Taekwondo tuvo su origen en Corea hace mas de mil años atrás (KAZEMI et al., 2005). Según Marta (2004), en 1955, en Corea del Sur, el General coreano Choi Hong Hi idealiza y crea el Taekwondo a partir de una reunión de varios sistemas corporales de ataque y defensa existentes hasta entonces en aquel país.

En el Taekwondo, existe una atención muy grande girada hacia la disciplina, donde son trabajados el modo y la conducta frente al profesor y a los colegas, con un saludo en que el alumno se debe inclinar 45º en señal de respeto.

Por eso, con la inclusión del Taekwondo como modalidad olímpica en los años de 1988 en Seúl, Corea del Sur (RIOS, 2005), hubo la necesidad de mejorar el rendimiento de los atletas, a través de la optimización de las capacidades físicas, técnicas, tácticas y psicológicas (ALBUQUERQUE et al., 2008). A través de esta perspectiva, existe la necesidad y la modalidad perdió un poco de su origen y pasa a preocuparse hacia los aspectos del rendimiento deportivo.

A pesar de que el Taekwondo se tornó un deporte olímpico, mas inclinado para el rendimiento de los atletas, existe la necesidad de retomar algunas características del arte marcial, en el sentido de contribuir en la formación del ser humano, o sea, los aspectos educacionales que deben estar presentes principalmente en las academias y escuelitas de deporte que tienen como obligación fortalecer mucho mas que la práctica por la práctica, o la práctica para el rendimiento.

En este sentido, el presente ensayo tiene como meta principal discutir algunos aspectos que deben acreditarse como importantes para el profesor o maestro de Taekwondo, con el objetivo de contribuir para la formación integral de sus alumnos. Es evidente el cambio de paradigma (o reformulación del originario) hasta nuestros días por el status actual de deporte olímpico con el que actualmente ostenta el Taekwondo.

Formación del profesional

El profesor, en el desempeño de su función, debe tener los conocimientos suficientes, para trabajar tanto en los aspectos técnicos y tácticos, en estos casos tener la formación de Cinturón Negro o Maestro (preferentemente), debido a las particularidades de la modalidad, como aspectos físicos, relacionados a la formación a través del conocimiento en Entrenamiento Deportivo, ya sea en aspectos sociales, culturales y psicológicos, relacionados a los conocimientos de Educación.

Para formar a un sujeto debemos tener bien en claro la didáctica, la estrategias de enseñanza que van a organizar los contenidos, la forma de transmitirlos y que de forma nuestro estudiante aprenderá. Para ello, el Instructor o Maestro de Taekwondo debe contar con una sólida preparación en disciplinas tales como la Didáctica misma, teorías del aprendizaje, la evaluación, el aporte de la Educación Física y de las Ciencias de la Educación.

Dietrich Harre (1992) reconocido fisiólogo y especialista en Alto Rendimiento Deportivo le da importancia a las formas y métodos que son necesarios para el desarrollo de las capacidades intelectuales, inclusive en ese nivel.

Que el deportista de mediano y alto rendimiento…

- Participe de clases teóricas.
- Participe de actividades conducidas pedagógicamente organizadas para la formación de sus capacidades intelectuales.
- Se formado sobre el empleo de principios didácticos.
- Reflexione permanente sobre sus prácticas.
- Transfiera los conceptos a alta velocidad en acciones deportivas.

Los técnicos en el arte marcial y deporte Taekwondo, deberían presentar una formación que este un poco más allá del conocimiento específico de las ciencias biológicas y de las teorías del entrenamiento. Es importante reflexionar sobre la necesidad de que, cada Instructor o Maestro de Taekwondo, cuente con una preparación pedagógica amplia y crítica hacia cada uno de sus estudiantes/deportistas a los que diariamente asiste, entrena y educa (Akilian, 2009).

La Educación Física como disciplina especialista en la formación de sujetos en la educación formal y el entrenamiento deportivo con sus teorías abarcarían funciones educativas:

De parte de la educación por la práctica deportiva misma:

Con el objetivo de alcanzar los aspectos educacionales, Coll et al. (2000) afirma que es necesario que sean incluidos a los contenidos: “¿qué se debe saber?”, “¿qué se debe saber hacer?” y “¿cómo se debe ser?”:

¿Qué debe saber?

Conocer las transformaciones por las cuales pasó la sociedad, principalmente relacionado con la necesidad de la práctica de actividad física.

¿Qué se debe saber hacer?

Vivenciar y adquirir algunos fundamentos básicos del Taekwondo, a través de bromas y juegos.

¿Cómo se debe ser?

Respetar a los adversarios, a los colegas y resolver los problemas con actitudes de diálogo y no violencia, ya sea como participante de actividades en grupos, cooperando e interactuando, reconociendo y valorizando actitudes no prejuzgables en cuanto a los niveles de habilidad, sexo, religión y otras.

La adaptación de todas las funciones orgánicas en correspondencia con las características de la actividad que realiza el educando/deportista. Ejemplo: La respiración, el metabolismo, etc.

De parte del Entrenador hacia el Deportista:

La enseñanza de conocimientos teóricos (científicos), por parte del Entrenador, en función de formar en el educando/deportista una cosmovisión del mundo contemporáneo. 

La enseñanza por parte del entrenador al educando/deportista de los conocimientos teóricos relacionados a su deporte específico. Ejemplo: Enseñanza de la técnica, la táctica, el reglamento, los efectos que pueden provocar en su organismo determinado trabajo, etc.

El aprendizaje por parte del deportista:

La incorporación por parte del educando/deportista de los conocimientos teóricos (científicos) transmitidos por su entrenador, a los cuales adiciona sus propias experiencias reconocidas como aprendizajes espontáneos, en función de formarse una cosmovisión del mundo contemporáneo. Ejemplo: combates con diferentes competidores. Cada combate es una experiencia diferente.

La incorporación por parte del deportista de los conocimientos teóricos transmitidos por su entrenador, relacionados a su actividad deportiva diaria, los cuales es capaz de enriquecer a través de la extrapolación de sus propias vivencias personales. Ejemplo: Enseñanza de la técnica, la táctica, el reglamento, los efectos que pueden provocar en su organismo determinado trabajo, etc.

Entonces, conocer en profundidad los aspectos de la pedagogía, la didáctica, sus distintas estrategias y métodos, nos permitirán tener más herramientas para llevar a cabo una formación integral de la personalidad del competidor de Taekwondo a través del desarrollo de sus capacidades físico - funcionales y cognitivas (intelectuales), además de las habilidades motoras propias de la actividad.

Los Entrenadores son formadores, en niños y jóvenes, de hábitos de conducta social de carácter positivo, pero además los preparan física, orgánica e intelectualmente para vivir en sociedad. Coincidimos con Gutiérrez Sanmartín (1995) cuando afirma que un educador y el entrenador de cualquier deporte tienen una responsabilidad pública ya que su trabajo consiste en transmitir unos conocimientos y una forma de vida que constituyan las bases para que los niños y niñas a los que están educando y entrenando, no solo puedan desenvolverse adecuadamente en la sociedad que les toca vivir, sino que puedan contribuir a mejorar esa sociedad. Precisamente, el carácter pedagógico de estos procesos (formativos), a los cuales hemos hecho alusión conducen al reforzamiento de su trascendencia desde el punto de vista social, pudiendo expresarse definitivamente que, la Educación Física y el entrenamiento deportivo, a través de la intervención pedagógica del Entrenador, contribuyen a la obtención de un sujeto social dotado de un equilibrio armónico de sus capacidades físicas - funcionales e intelectuales que le permitirán asumir con éxito los retos de la sociedad en que vive en función de su transformación cualitativa.

Para finalizar creemos que la teoría educativa llevada a la práctica se realiza permanentemente en una clase de Taekwondo desde su iniciación hasta el alto rendimiento. Las estrategias y la observación como instrumento de evaluación en una clase o entrenamiento que posea el Instructor o Entrenador de Taekwondo serán claves para un mejor desarrollo o incremento de todas las capacidades de los practicantes/deportistas de este arte marcial y deporte olímpico.

Bibliografia
- AKILIAN, F. Taekwondo Olímpico. Enseñar el arte de jugar el deporte. Buenos Aires. Editorial Kier. 2009.
- ALBUQUERQUE, M. R.; COSTA, V. T.; SAMULSKI, D. M.; NOCE, F. Avaliação do perfil motivacional dos atletas de alto rendimento do taekwondo brasileiro. Revista Iberoamericana de Psicología del Ejercicio y el Deporte, vol. 3, n.1, p. 74-94, 2008. - BLAZQUEZ SANCHEZ, D. La iniciación deportiva y el deporte escolar. Madrid. Editorial Inde. 1996.
- COLL, C.; POZO, J.I.; SARABIA, B.; VALLS, E. Os conteúdos na reforma. Porto Alegre: Artmed, 2000.
- GUTIERREZ SANMARTIN, M. Valores Sociales y deporte. La actividad física y el deporte como transmisores de valores sociales y personales. Madrid. Editorial Gymnos. 1995.
- Kazemi, M.; Shearer, H. & Choung, Y. Pre-competition habits and injuries in Taekwondo athletes. BMC Musculoskeletal Disorders. n.26, v.6, 2005.
- Marta, F. O caminho dos pés e das mãos: taekwondo arte marcial, esporte e a colônia coreana em São Paulo (1970-2000). Dissertação (Mestrado), Pontifícia Universidade Católica de São Paulo, São Paulo, 2004.
- Pimenta, T.F. & Marta, F.E.F. Taekwondo: sua trajetória rumo às olimpíadas. In: Anais do VII Congresso Brasileiro de História da Educação física, esporte, lazer e dança. UEPG Ponta Grossa - PR, 2002.
- Rios, G. O processo de esportivização do taekwondo. Pensar a Prática n.8, v.1, p.37-54, 2005.

LINK



 
BANG .:. Desde 1971 no Brasil .:. Tradição & Qualidade